Un aplauso para los hombres

Los hombres que se enamoran de la sonrisa de una mujer y no de su escote, se merecen un fuerte aplauso. Y si además se trata de un verdadero caballero... ¿que más se puede pedir?


Me enamoré de tu sonrisa

Cuando te conocí en aquella primavera de hace muchos años, te vi bonita y llena de vida. Pelo oscuro, piel morena y unos ojos negros con un brillo especial. Fue tu sonrisa de lo que verdaderamente me enamoré. Una sonrisa limpia y tremendamente atractiva.

Nunca había visto una sonrisa igual. Era cálida, amorosa, serena, dulce, tierna y seductora. Era elegante, sencilla, franca, mágica, entusiasta y maravillosa.

Era una sonrisa que afloraba desde dentro, una sonrisa que hacía dichoso a quien la veía. En aquel momento sentí el fuerte deseo de poder mirarla de cerca toda mi vida y poder mirarme en el espejo de sus ojos.

Han pasado los años y tu sonrisa tiene un brillo mayor, fruto de madurez y felicidad. Gracias.

Estoy seguro que existe una relación directa entre la felicidad de un corazón que ama y la calidad de su sonrisa.

Sueño muchas, muchas, muchas veces. Sueño en un más allá con tu sonrisa a mi lado por toda una eternidad.

Otras tarjetitas que te pueden gustar

Descargas:4

Ser viejo no es un problema ni un estorbo, pues viejos son los caminos y todavía echan polvo.

Descargas:5
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y analizar el uso de esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Acepto + información