Que vivan los chismosos

El mundo está lleno de gente chismosa que no tiene otra cosa que hacer en la vida, que criticar y contar chismes sobre la vida de los demás. Suele ser porque la suya es tan aburrida, que tienen que distraerse con la vida de los demás.


Los chismosos

El chismoso recurre a artimañas y comentarios infundados, lo que en casos extremos es considerado por Psiquiatría y Psicología como uno de los síntomas de neurosis (padecimiento mental caracterizado por ansiedad y tensión nerviosa exageradas) y esquizofrenia (trastorno mental caracterizado por alucinaciones, aislamiento y huída del mundo externo).

Daños y perjuicios:

El chismoso considerado peligroso es un individuo que padece gran angustia e inseguridad, lo cual lo impulsa a agredir, ya que en su mente se forman sinnúmero de fantasías destructivas: “Todos están en tu contra porque no vales nada”, “daña antes de que te dañen”, “no merece lo que tiene, tú deberías poseer esos bienes” y “si eres infeliz, los demás también deben serlo”.

Por estas razones permanentemente se encuentra en estado de alerta, maquinando e inventado nuevos chismes, pues manifiesta temor a que los ataques que ha lanzado le sean devueltos.

El objetivo del chismoso es reproducir la noticia, regarla como pólvora y formar parte del “teléfono descompuesto”, ya que cada receptor le agrega datos y transforma según sus intereses, y luego la vuelve a emitir.  Para esto, a los chismosos no les importó si el individuo perjudicado sufrió, si le causó algún problema, ya que sólo le interesó formar parte de un cable que tiene la capacidad de transmitir algo.

Por tanto, convivir con una persona con estas características es realmente difícil, pues en primer lugar se muestra como amiga (o), por lo que no siempre se sabe por dónde ni en qué momento va a “bombardear” con sus chismes.

Cuando alguien se encuentre en una situación como la descrita, lo más recomendable es tratar de aclarar lo ocurrido con las personas entre las que se difundió la información falsa y procurar mantener la calma, pues no tiene caso vivir con angustia y enfermarse a causa de un individuo desequilibrado.

A pesar de que los hombres siempre se quejan de la lengua viperina de las mujeres, también gustan del chisme, pues no es necesario quebrarse la cabeza para saber de qué hablan con los amigos, por ejemplo: “Ya tuve relaciones con ella”, “me dijo que soy el mejor en la cama”, “se nota que ha tenido muchos amantes”, “no me la puedo quitar de encima” y “con todos tiene que ver, cuando la verdad es que su propuesta de tener relaciones sexuales fue rechazada y en venganza quieren desacreditar a la mujer que los “desairó” o al hombre que le es competencia.

Otras tarjetitas que te pueden gustar

Tarea para hoy martes: La felicidad es interior, no exterior, por lo tanto no depende de lo que tenemos sino de lo que somos.

Descargas:0

No hay nada mejor para descansar por la noche que acostarse con la conciencia bien tranquila, por lo tanto, antes de irte a dormir, perdónalo tod...

Descargas:3
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y analizar el uso de esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Acepto + información